Una vez ocurrido lo peor es mezquino quejarse de otra cosa.

Comentarios