Zoé en el concierto de Zoe

Perdón,
Nunca quise hacerte mal,
pero siempre que me acerco al fuego,
Se me escurre el diablo.
Zoe.


La fila estaba llena de pubertos. Algunas adolescentes se preguntaban si las dejarían pasar al bar, pues no traían credencial del IFE. Después de las diez la fila empezó a avanzar. A algunos les pidieron credencial, otras se hicieron occisos. Entramos. Lugar con muchos niveles y varios escalones. Los mandiles hacían su agosto: te daban una buena mesa si prometías consumir una botella o si ofrecías una buena cantidad de propina.
Esperamos todavía casi dos horas dentro. Tiempo suficiente para ir calentando la garganta con vodka y ver cómo el bar se iba abarrotando.
Después de las doce vemos sobre el escenario a cuatro hombres flacos, algunos de ellos melenudos, que se aprestan a tocar. Abren el concierto con Whatever: "and all the spiders in my mind, and all the things we never said.
Maybe the last day of my life, when I look at the world

trought the blue of your eyes,
trought the hole in your heart..."
Se oyen los gritos al unísono. Unos corean las canciones. Después de poco más de una hora de escuchar canciones provenientes de ambos discos, e incluso el sencillo del nuevo material (Dead), los Zoe se despiden de Puebla. Inmediatamente gritamos por otra canción. Los músicos vuelven al escenario y tocan una consentida del público, Deja te conecto: "y fue una vez sí, sólo una vez, que te dije la verdad, sólo una vez hinchado en alcohol, perdido en la noche soñando con volver. Y sólo quiero que me des un poco de sinceridad, sólo quiero que me des un poco de sinceridad..."
Entonces, al terminar otro par de canciones, Leo Larregui se despide del público, dejandolo fascinado y a gusto con el espectáculo que han presentado, con esa voz ronca y potente que tiene, con lo intrincado de sus líricas y los arreglos electrónicos de su música.
Valió la pena haberme tomado la mitad del vodka y aguantar niñas pubertas.

Comentarios

No entiendo, Zoe, que haces metida en esos lugares, escuchando la copia de la copia de la copia de la copia de nada, con letras escritas como trabajos de primaria.

En fin, entiendo que a tu edad eso parece divertido. Eres capaz, incluso, de aguantar a las niñas pubertas.

Ya la vida te enseñará que hay mejores maneras de perder el tiempo. Al menos, más interesantes.
Zoe dijo…
Ja. Me gustó tu comentario. No tengo justificación.
¡Me desarmas, Zoe, con tu condescendencia! ¿Y qué significa condescender? Acomodarse por bondad al gusto y voluntad de alguien. No sólo eres excelente escritora, también eres bondadosa con quienes tenemos el defecto de pelearnos con la gente a la que admiramos.

Lo cierto es que, como entiendo que vives en Puebla, sábete que si te das una vuelta por la Ciudad de México, no dudes en visitar Ruta 61, pero sólo si toca Betsy Pecanins, Las Señoritas de Aviñón, AKA y/o Vieja Estación (son las únicas bandas que vale la pena escuchar, por ahora).

Tú llegas, preguntas por mí (Agustín), y si no estoy, habla con Lalo Serrano (el dueño del lugar) y dile que eres mi invitada, que anote tu consumo en mi cuenta.

¡Qué pases un lindo día!
Jeje, divertida reseña. Saludos!
Zoe dijo…
Agustín: No vivo en Puebla sino en mi tierra, Tlaxcala. Gracias por la invitación. Lo pensaré.
Monito: Y eso que no te conté que los últimos dos escalones de la entrada del bar no los vi y saludé bonito al suelo! Jajaja. Y todavía no me echaba la mitad de vodka que me tomé.
Vaya que los astros hacen su trabajo. Me agrada leerte Zoe, disfruto con la compañía de tus palabras. Y si le tomas la palabra al Agustín de venir a México, aprovecha para darte una vuelta por la alameda central y comerte un delicioso algodón de azúcar.
Saludos
Anónimo dijo…
mmm guau que interesantes,son una bola de pensantes insensatos que creen ser superiores a lo demas.
estupidos
Anónimo dijo…
Ja pobres incultos sin sentido de la musica, zoé es lo mejor pero obvio como no entiende la complejidad de sus letras piensan que sus canciones con malas JAJAJA que tontos, puros jovenes tratando de ser criticos....alguna duda o comentario qzgtaj@hotmail.com...

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa