Filosofía de la postmodernidad

Hablando de nuestros tiempos, de negarse a crecer y a comprometerse, de querer extender la pubertad y seguir echándo relajo, aquí está algo que le escuché a Ricardo Pérez Quitt, parafraseando a Napoleón y refiriéndose a las relaciones humanas en la actualidad: Vine, vi y cogí.
Triste (aunque tentador), pero cierto. Muchas cosas se han perdido en este rubro, y a la velocidad que vamos, quién sabe qué más se perderá.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión