De Edipo Rey:

"Para qué vivir en continua alarma, si la casualidad manda siempre como un soberano en el destino de los hombres y nada puede ser previsto con certeza. Lo mejor es vivir en medida de lo posible, al dictado de la Fortuna".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión