A ABIGAIL, la niña Toro:

"Te regalo un rebaño de borregos verdes subiendo la pendiente, ocho árboles que se despeinen si se encuentran contigo, te doy una rebanada de volcán dormido, el que tú quieras, y un camino de piedras que podamos andar.
No quiero que escuches que soy un perro que chilla a ratos, quiero entregarte una ventana donde asomes las veces que tú lo decidas para pintar aves, toros y memorias".

Comentarios