Huída

(para ti)
Huyes
como ladrón,
es tu costumbre.

Dejas asuntos pendientes,
cuestiones a medias,
explicaciones nulas.

Todo lo resuelves
con una carrera de velocidad,
enorme silencio.

Y agazapado en la distancia
disfrazas tu cobardía
con una sonrisa criminal.

Comentarios

querida, paso a saludar después de tanto. abrazos, muchos.
Z. dijo…
Quisiera saber que aquí sigues, Las santas nunca mueren, quisiera saber si estás leyendo esto. Saludos.

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión