14 de febrero

En mis épocas... ja, a este día le llamaban "de los enamorados"; hoy, tal apelativo se ha convertido en "Día del amor y la amistad". Seguramente "alguien" se puso a analizar y se dio cuenta de que el nombrecito ya no venía al caso: el total de casos registrados de gente deprimida y el índice de suicidios en México, en donde una de las causas principales para quitarse la vida es la desilusión amorosa (por cierto, se dice que en mujeres se duplicó mientras que, en el caso de los hombres, el índice aumentó 50 por ciento durante los últimos 13 años) .
Así que a ese "alguien" se le ocurrió decir: ¿Cuál amor, si este día (y los demás) hay un montón de solitarios apachurrados celebrando en casa con una chaqueta fabricada por su mano amiga? Exacto, y no están en algún motel engendrando niños (que nacerán a mediados o fines de noviembre) o comprando globos en forma de corazón y osos con leyendas ampliamente choteadas (que después canjearan por una manoseadita).
De tal manera que, para fines publicitarios, se llegó a la conclusión de que, definitivamente, habría que ennoblecer la hermosa causa "amistosa" hogareña, así como a los amigos cariñosos y hacer sentir menos mal a los solitarios de México. Creo que de ahí viene el nombre que se le ha dado a este día: "Día de harto amor... y amistad"

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión