Fantasmas

No existen fantasmas.
Llevo días buscándo una señal.
No hay respuesta.
Un pocillo tibio,
un muñeco que cae de la nada,
un mensaje en el momento justo
y los lugares en que sigues caminando.
No existen fantasmas, ¿verdad?

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa