Resuello (para Lalo) /Lunes, 7 de mayo de 2012

Sé bien, lo he visto, no tienes límites, ni llanto sin razón.
Insistes, a lo largo del camino perseveras.
Yo soy la que llora, la que a veces duda.
He sido testigo, tu experimento por treinta años
y tiempo atrás lo has demostrado:
Veniste aquí para luchar. Me enseñas.
No quiero que te canses, que te agobies.
A tu voz no la acalla más que tu propia fuerza....

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión