En estos momentos la relación se encuentra así:

Hemos llegado al punto en que no sólo tu madre, sino sus amigas y tus tías, quieren que las invite a mi boda el día en que me case y opinan que deberías respirar otros aires, conocer más chicas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa