No estoy, no me pregunten dónde ando, 

mi corazón es un breve tropiezo.

No estoy, no se pregunten si vine, 

mi cabeza es la espiral del extravío.

El pozo sin agua,

No estoy, esto es un reflejo,

mi fingida presencia tiene por tarea el sólo mirar.


Atfr

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión