El beso

Nos besamos en el principio,
entre moluscos y peces, fósiles y helechos.
De pie en el voladero,
a la orilla de las aguas originarias,
marcas en la piel de las montañas.
Somos águilas del tiempo detenido,
es nuestro el mar de nubes, las islas-cerro.
Nos besamos en el transcurso de los tiempos,
en el lugar de los nichos donde se juntan
las eras de peces y moluscos
de hojas gigantes y agua que corre,
de pirámides y águilas sobre el mar de nubes,
afuera hay un caos, es el fin de los tiempos

y nos besamos.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa