Cocinando escritura

Mi voluntad de escribir es también una voluntad destructiva, un intento de aniquilarme y de aniquilar el mundo.
Escribo porque soy una desajustada a la realidad; porque son, en el fondo, mis profundas decepciones las que han hecho brotar en mí la necesidad de recrear la vida, de sustituirla por una realidad más compasiva y habitable...
Esta voluntad destructiva por la que escribo se encuentra directamente relacionada a mi necesidad de odio y mi necesidad de venganza; escribo para vengarme de la realidad y de mí misma, para perpetuar lo que me hiere tanto como lo que me seduce.


Rosario Ferré, "La cocina de la escritura" en La sartén por el mango de Patricia Elena González y Eliana Ortega.

Comentarios

estoy enferma, muy. quieres venir ami exámen? 14 de mayo, lunes, 6pm, me encantaría verte aunque sea ahí, o antes.. ya casi me voy, aprovecha, llevele llevele. un abrazo. pronto escribo, cuando no tenga calentura y tenga un poco más de comida en el estómago. un abrazo.
comprix dijo…
ea buenas letras, sea cual sea el motivo de escribir siempre sera por eleccion propia, saludos
escribir, un dilema que nos vuelve vulnerables y poderosos al mismo tiempo: frente al objeto inanimado, llámese hoja en blanco o llámese archivo nuevo de word o lo que sea, al final, lo que uno busca es sembrar vida por medio de semillas que el común de los hombres conoce simplemente como palabras...
Me encanto!
Será acaso por lo que todos nosotros tenemos blogs!?
Te linkeo! Gracias por visitar mi blog!
Besitos!
Zoe dijo…
Queridísima Santa, gracias nuevamente por la invitación. Deseo que te repongas pronto.
Comprix, escribir es mágico.
Armando, es cierto, uno va escribiendo como poniendo semillas en la tierra perforada por la coa. Me encantó tu metáfora.
Mademoiselle, gracias por el link y por la visita.
Marilú... dijo…
buenisimo!!! pero ahora que hay de los que tenemos blogs?

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión