Turista

Hoy te vi caminando por el centro histórico de esta ciudad que lo sé, viene marcada en los tours que venden allá, en tu país. Me alegré de que estuvieras aquí. Fácil de reconocer, tu estatura, el paso firme, las manos largas y los ojos azules. Sin miedo, a pesar de las noticias. Vivo, explorando, como la mayor parte de tu existencia. Sonreí. ¿Ves que México no es tan temible? Pero te acercabas y no eras tú. Viajero que decide explorar desde casa. Dices que sólo esperas. Yo te animo a vivir, pero tus ojos azules han mirado suficiente. Te animo, pero sí hay gente culera. Te invito a venir pero a veces yo también tengo miedo. Mejor sí sólo asómate a la ventana. A veces siento que también me han robado la fe. Aunque la recupero otras tantas. México es un país temible. Explorador, mejor quédate en casa. A mí ya estas calles me producen escalofrío. Aunque en ocasiones todavía creo que podría ser tu guía de turistas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión