Mis celos excesivos se manifiestan como un pretexto sencillo para decir no, tampoco eres tú.

Comentarios