Es fotógrafo y pintor
sí, y también explota en palabras,
guarda ecos, colorea lo que hay en su cabeza,
amasa cuando escribe.
Juega con la luz, habla de tiempos, varios.
Dice con colores, me pinta los días, las tardes,
las noches.
Tiene manos grandes, hacen.
Sus uñas son abanico, mitades de concha.
Mi hombre es libre, tiene alas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión