Kilómetros

Kilómetros de carretera, horas para pensar, para llorar a gusto por lo que no puedo cambiar, para definir lo que debo hacer y modificar eso que no quiero y que no me gusta... Por eso y más amo los viajes, porque te ayudan a encontrarte, a replantear rutas, a despejar el camino, ordenar ideas y contestar interrogantes (de regreso, cansada pero contenta).

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa