Temporada de caza (nueva versión)

Ahora vas a bacanales y en manada te obnubilas con cerveza,
te gustan las hembras lentas de pelaje brillante,
las que se rezagan a propósito
porque saben más que tú de persuasión en época de brama.
Te dejas seducir en la pradera,
paseas creyendo que ahora sí eres tú el que caza.
Te has vuelto nómada,
viajas y usas artilugios aparentando poderío.
Ya no te asustas ante la cacería incoherente
y hasta andas cumpliendo con tu propia porción de incongruencia.

Comentarios