Aquí

(y digo aquí profundamente)
no hay nada.

Comentarios