¡Bravo, bravo, viva!

¿A quién se le ocurre hacer hoyos en calles adoquinadas para poner burladeros que se utilicen en una festividad que emula a La Pamplonada?
Pues a los inteligentes gobernantes que cuentan además con amplísimo sentido común.
Sigue la tendencia de enriquecerse, valiendo madre la gente que habita en la ciudad antes de Los Cuatro Señoríos, hoy de las "Cuatro calles principales". Resulta que hace un año los que vivimos aquí vimos cómo la Av. Independencia y los alrededores de la Plaza de la Constitución se iban llenando de agujeros. Posteriormente, los vecinos que regresaban de trabajar, no encontraban estacionamiento porque iniciaba la colocación de burladeros. Culminada ésta, ahora los peatones ya no podían circular, ya que las tablas les impedían el libre tránsito. Algunas personas tenían que saltar, otras buscaban "la salida" más cercana dentro de ese laberinto de burladeros.
Conclusión: el centro se volvió un caos. Las únicas beneficiadas fueron las autoridades que cobraron cifras ESTRATOSFÉRICAS por pasar a disfrutar el "espectáculo estilo Pamplona".
Ahora, que apenas comenzabamos a recuperarnos y ya estaban tapados los hoyos en las calles, los gobernantes, llenos de sentido común ¡vuelven a mandar a hacer agujeros para SU NEGOCITO cuando sería mejor que taparan los baches que hay cerca de la central camionera!
Un aplauso.

Comentarios

Ahhh esos gobernucho y presidentuchos municipales, son realmente descarados!!
No hagas corajes, disfruta la fiesta, jeje. Abrazos.
imagina dijo…
sigues aquí!! me duio un gusto inimaginable encontrar que zoé sigue viva. que raro sentimiento emocionarte tanto por algo tan intangiblwe pero a la vez tan vivo, tan desconocido pero tan cercano, tan diferente pero tan familiar. zoé y la playa son como dos mundos diferentes. qué gusto reencontrarte! un abrazo.
io dijo…
bueno, ya no es de extrañarse (aunque, desde luego, resulta rejodido). Es bien sabido que la clase política de este país vive en otro plano de realidad
es un sentido muy común el de los gobernantes; imaginate acá en el DF con todos los plantones, marchas y demás cosas que organiza el partido que tiene el control de la cuidad; en fin, el culpa la tienen unos cuantos aunque la paguemos todos

tolerancia, es la palabra mágica... cuando les conviene, claro

saludos

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión