Centrales

Me gustan las centrales de autobuses. La gente está expectante, desmañanada o desvelada; cargan equipaje, unos se llevan todo lo que pudiera hacerles falta, otros van ligeros. Me gusta su actitud: todos van hacia algún lado, todos esperan, es la emoción de querer saber lo que vendrá.
La central tiene ese nombre porque desde ahí ocurrirá algo, ya sea porque se está a punto de empezar un viaje o bien porque se ha llegado al destino. Algo nuevo pasará.
Amo las centrales camioneras, ir solo, llevar cobija, estar acompañado, sentir frío o calor, tener tiempo de pensar.
Me gustan los viajes que se emprenden desde ahí porque aunque pareciera que algunos son espontáneos, a todos, de una u otra forma, se les ha planeado y ya sea que se crea o no, te encomiendas a alguien esperando que el trayecto sea bueno. Me gustan las centrales camioneras, tienen todo lo necesario para partir.
 -Tzuyuki Romero-

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión