Ayer

Fui Pox, disfruté que me bebieras,
que me probaras.
En el paseo de tus labios a tu garganta
fui suave y amarga,
violenta y dulce

y me absorbiste e impregnada
dormí en ti y desperté
deliciosamente cansada.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

El retrato de Zoe y otras mentiras, de Salvador Elizondo

Animales hasta en la sopa

Decisión