DOS SEMANAS

A F. N.
Soy el miedo que se esconde bajo las sábanas,
la posibilidad de escapar al sureste.
Soy dos semanas de lo mejor de mí,
pero no para siempre.
Los adivinos dijeron que era hacia acá
a donde tenía que mirar,
quizá embriagarme con el ambar de tus ojos,
caminar por tu barba luenga o deslizarme
por tu cuerpo espejo.
Pero soy el miedo que aguarda tras la ventana,
la nómina incansable de excusas
porque temo ser lo mejor de mí dos semanas
y necesitarte más de dos.

Comentarios

elnuKa dijo…
Uno dos Pox con temperante o tal vez cardamomo conjuran el miedo a dos tres semanas en el sureste de tu cuerpo